Vincula nuestro banner en tu web ;)

Vincula nuestro banner en tu web ;)

13 febrero 2009

LA LEGALIZACIÓN DEL BECARIO

He aquí en esta humilde entrada los pasos que debe seguir un aspirante a Becario para formalizar su situación con la empresa candidata a sus servicios como pre-profesional del mundo del periodismo.

1) El BECARIO nunca tiene la razón. Siempre serás un ser inerme, vacío, sin conocimiento de caso. Tenlo muy en cuenta. Cuando tu jefe de redacción te mande a cubrir un evento chorra, sonríe; cuando te toque redactar notas de prensa, sonríe; cuando te caiga encima una bronca por la incompetencia ajena, sonríe.

2) Nunca tendrás los créditos asegurados. Apunta siempre el máximo de meses posibles en la empresa (6), porque de estos 6 meses la correspondencia final en créditos puede no ser la prevista. Confórmate con 6 créditos por 6 meses de prácticas. A 3 por mes serían 18. Si no te los dan, te JODES.

3) Cuando aceptes estas dos premisas, pasa al marco burocráctico. Desplázate amablemente al decanato de prácticas de tu Facultad, no sin antes tantear el perfil del Decano o la Decana de Prácticas. Conoce sus aficiones, sus posibles salidas, sus vicios. Ah, y reza porque no sea un sieso.

4) Al encontrarte con este ente supremo, expón tu caso. Si estás haciendo las práctica por convenio ya firmado, no tendrá problemas. Si tienes que firmar un convenio, prepárate para agudizar tu astucia. Mueve tú absolutamente todos los papeles y entrégaselos mascaditos a los responsables. Muéstrate siempre cortés y amable, seduce al contrincante con tu capacidad dialéctica.

5) Una vez concedan el "Sí" previo, lleva los papeles a tu empresa. Asegúrate de que lo firmen y sellen todo. Que se entienda bien la letra, que en secretaría los datos "poco legibles" acaban en la papelera. Una vez más, si pasa esto, te JODES.

6) Cuando la empresa reciba el convenio firmado por la Facultad, es señal de que la gesta está a punto de concluir. Pero aún queda un paso más. Repite tu visita al decanato de prácticas y haz que te entreguen un papel donde se refleje A) la firma del responsable B) el nombre de la empresa C) el periodo por el que estarás de prácticas D) tu nombre y deneís y E) todos los malditos sellos que sean necesarios.


¡ENHORABUENA YA ERES BECARIO! Ahora te jodes, trabajas como un mulo durante seis meses. No olvides rezar para que dentro de medio año te concedan el mayor número de créditos posibles. ¿Que cómo se consigue esto? Eso, amigos, lo sabremos el próximo verano aquí, en consejos práctico del Becario.


(BECARIO reconoce que este artículo es autobiográfico. Además, como seguidor de las enseñanzas de Lord Copowsky he de decir: AL QUE NO LE GUSTE, QUE SE JODA).

2 comentarios:

KaiDohMaru dijo...

Al final querido becario, vas a conseguir el reconocimiento público de tus seguidores a base de rezar, trabajar como un mulo y ponernos la piel de gallina con tus "experiences" Que no decaiga ese esmero por conseguir tu huequito en el mundo.
Besos

Steiner Copete dijo...

Buen trabajo, becario. Ahora, que no se te olvide enmarcar el diploma para así ganar orgullo frente a tus padres. Lo cuelgas al lado del de bachillerato y el del tener la máxima puntuación en el CENTIPEDE.

Ah sí, y lo metes también en todos los curriculums que hagas. Los jefes de las empresas necesitan papel para el váter.